La Resurrección: Alegría, Esperanza y Salvación

Oscuro era el momento en que Judas traicionó a Jesús, lo que condujo a su sufrimiento, crucifixión y muerte en la cruz; un momento en que se puso a prueba la fe de sus seguidores. Pero cuando el Mesías-Cristo resucitó al tercer día, sus oraciones fueron contestadas, su fe cumplido, su alegría desbordante.

Estamos viviendo en tiempos tan oscuros, y ahora es nuestra fe que se está probando. Sentimos el aguijón de la traición. A través de nuestras lágrimas e indignación comprendemos mejor cómo sufrió Jesús y nos acercamos más a él.

La sensación es como la muerte — oscuro, frío y vacío. Pero al igual que llegaron a conocer sus discípulos, reconocemos que Jesús ha resucitado; por lo tanto, nuestra fe se fortalece, nuestra determinación es fuerte! Porque vivimos en la Luz y tenemos nuestro ser en el Amor y la Misericordia de nuestro Salvador Jesucristo.

Cristo Ha Resucitado! ¡Aleluya!

Painting "He has been raised!"_1st Station of the Resurrection by avonnhartung

Mi proyecto principal durante los últimos cinco años ha sido pintar las Estaciones de la Resurrección (Via Lucis: El Camino de la Luz) cuando Jesús se apareció a Sus discípulos comenzando el Domingo de Pascua durante un período de 40 días hasta que ascendió y luego los obsequió el Espíritu Santo en Pentecostés.

Mi esperanza es que estas imágenes serán recibidos en nuestras iglesias. Están a la venta en conjuntos de 14, pero se pueden comprar individualmente para el hogar o en conjuntos limitados. Títulos y texto en Español o Inglés.

Las catorce estaciones que se muestran aquí son reproducciones de alta calidad. Las pinturas originales se encuentran en la nave central de la histórica Catedral en el Viejo San Juan, Puerto Rico (Catedral Metropolitana Basílica de San Juan Bautista)

Después de las imágenes, lea más en torno a la historia reciente de cómo el Via Lucis llegó a ser sancionado por el Vaticano, y comentarios sobre el arte y motivaciones que inspiraron a este importantísimo proyecto.

Painting "He has been raised!"_1st Station of the Resurrection by avonnhartung

 

 

Painting "He saw and believed"_2nd Station of the Resurrection by avonnhartung

 

 

Painting "Go tell my brothers"_3rd Station of the Resurrection by avonnhartung

 


Painting "They did not recognize him"_4th Station of the Resurrection by avonnhartung

 

 

Painting "Then their eyes were opened"_5th Station of the Resurrection by avonnhartung

 

 

Painting "Do you have anything to eat?"_6th Station of the Resurrection by avonnhartung

 

 

Painting_"Receive the Holy Spirit"_7th Station of the Resurrection by avonnhartung

 

 

Painting "My Lord and my God!"_8th Station of the Resurrection by avonnhartung

 

 

Painting "It is the Lord!"_9th Station of the Resurrection by avonnhartung

 

 

Painting "Peter, do you love me?"_10th Station of the Resurrection by avonnhartung

 

 

Painting "Go then to all Peoples"_11th Station of the Resurrection by avonnhartung

 

 

Painting_"He is taken up"_12th Station of the Resurrection by avonnhartung

 

 


Painting_"The Vigil"_13th Station of the Resurrection by avonnhartung

 


Painting_Pentecost_14th Station of the Resurrection by avonnhartung

 

La idea de representar el Camino de la Luz se inspiró en una inscripción antigua encontrada en una pared de las Catacumbas de San Callisto en la Via Apia en Roma. Este cementerio lleva el nombre de San Calixto, un esclavo que finalmente se convirtió en el 16º Papa (217-222).

La inscripción encontrada en San Calixto proviene de la primera carta que escribió San Pablo a la iglesia de Corinto (alrededor del año 56 d. C.), en respuesta al informe de que algunos miembros estaban negando la Resurrección. La declaración completa en la carta es (1 Corintios 15: 3-8):

Porque ante todo les transmití a ustedes lo que yo mismo recibí: que Cristo murió por nuestros pecados según las Escrituras, que fue sepultado, que resucitó al tercer día según las Escrituras, y que se apareció a Cefas, y luego a los doce.

Después se apareció a más de quinientos hermanos a la vez, la mayoría de los cuales vive todavía, aunque algunos han muerto. Luego se apareció a Jacobo, más tarde a todos los apóstoles, y, por último, como a uno nacido fuera de tiempo, se me apareció también a mí.

En 1988, el padre Sabino Palumbieri, sacerdote Salesiano y profesor de antropología teológica en la Universidad Salesiana de Roma, “propuso la creación de un nuevo conjunto de estaciones [para complementar las Estaciones de la Cruz] centrado en la Resurrección y los acontecimientos posteriores de la misma, a fin de hacer hincapié en lo positivo, la esperanza de la historia cristiana que, aunque no ausentes de las Estaciones de la Cruz, está oculto por su énfasis en el sufrimiento.”

Padre Sabino escribió de esta idea en el documento Dame una Base Firme (“Give me a Firm Footing 1999) que describe las realizaciones que tenía “después de una profunda crisis de sentido existencial … debido a la perspectiva de la muerte”, seguido por el estudio de los evangelios y el reconocimiento que “Con el Resucitado, sé por qué vivo“.

“Personalmente, gracias a este punto de inflexión de fe, pude proclamar continuamente al Resucitado y de esta manera proponer, como dijo Pablo VI, el cristianismo como alegría, como un esfuerzo continuo por superar el estancamiento del sufrimiento sin salida.

… Una nueva forma de piedad popular, por su gracia, fue esbozada. Es la Via Lucis, que es el segundo momento fisiológico del Via Crucis, que ahora se ha extendido por los cinco continentes.

… Tantas personas sufrientes me escriben diciéndome que todos los días hacen una estación de Via Lucis, sacando fuerza, alegría y paz …Esto no significa abolir el Vía Crucis, que es el espejo del sufrimiento del calvario sin fin en el mundo.
Significa solo completarlo con la Vía Lucis, que es el espejo de las esperanzas del mundo, especialmente de aquellos a quienes más corresponde, los pobres “.

La primera gran celebración pública de la devoción fue en 1990. Fue sancionada oficialmente por el Vaticano en 2001.

Al contemplar la pintura de las estaciones, me di cuenta de que cuando Jesús resucitó, convirtiéndose para nosotros en el Cristo, ¡en ese momento el mundo cambió para siempre!

La Tierra estalló en flor, la Tierra brilló con luz en la profunda noche oscuro del tiempo. Todo, toda la Creación fue iluminada con significado Divino, luz, esperanza.

Como tal, pinté estas Estaciones. El color intenso busca producir este cambio milagroso en nuestra conciencia.

Los colores están super-infundidas con matiz. Cada color se convierte en la esencia elevada de sí mismo. Estas pinturas que parecen vidrieras pueden lucir fantasiosas. Están destinados a ser, sin embargo, de forma simple y contenido básico.

Las figuras muestran emoción en sus gestos y movimientos exagerados. Esto es para mostrar que la realidad se viró patas arriba. ¡Algo tan increíble había ocurrido que cambió la conciencia para siempre!

El mundo se llenó de esperanza, luz y significado porque la oscuridad de la muerte había perdido su poder, su control sobre la humanidad.

¡Aleluya! ¡HA RESUCITADO!

avh

 

 

Leave a Reply